j u a n s t a m @ g m a i l . c o m           
  Buscar  
 domingo, 22 de julio de 2018 ..:: Blogs ::..    Iniciar   

*** Para evitar abusos, todo comentario será revisado antes de su publicación ***Nota: Los comentarios han sido temporalmente desactivados para mantenimiento del sistema

 ¡Sorpresa! ¡El 666 no es 666! Minimizar
Ubicación: BlogsBlogs de Juan Stam    
Publicado por: juanstam 24/02/2017

¡Sorpresa!  ¡El 666 no es 666!

 

Sobre el 666 hay mucho que decir, y lo primero es que no existe como tal. Lo que la Biblia dice no es "6-6-6" sino "seiscientos sesenta y seis", lo que es muy diferente. No es un "triple seis", como sería "666" en la aritmética moderna. El texto bíblico no tiene ese efecto de repetición, una misma cifra tres veces seguidas.  El énfasis no cae en los tres dígitos lado a lado, sino en la suma expresada por las tres palabras originales. Cualquiera que sea la interpretación, el significado no puede estar en los tres dígitos que se juntan sino en la cifra como suma total.

 

La gente de los tiempos bíblicos no podría ni imaginarse un número como "666", porque no conocían el sistema decimal. El número tenía que ser "seiscientos sesenta y seis".

 

Además, los antiguos no tenían números, por lo que tenían que emplear las letras del alfabeto para su aritmética, comenzando con "A" como "1", "B" como "2", etc. Por eso tenían que escribir como palabras los números, en este caso "seiscientos sesenta y seis", o si no, juntar tres letras distintas, una para 600, otra para sesenta y otra para seis. Esas tres letras distintas serían en griego "JXS": el "ji" para seiscientos, el "xi" para sesenta y un "digama" (una letra arcaica) para el seis. Si la marca de la bestia es un tatuaje, no podría haber sido "666" sino aquellas tres letras que nos parecen bien raras.

 

Ahora, si cada letra del alfabeto es un número distinto, entonces cada palabra o nombre tiene también un número, que sería la suma total de los valores numéricos de sus respectivas letras. El nombre "Aba" sería "4" (1+2+1) o "Abba" sería 6 (1+2+2+1). En una pared de Pompeya hay un grafiti bien romántico que reza, "Amo a una muchacha cuyo número es 545". Sin embargo, pasaba una cosa interesante con esas matemáticas. Si conozco tu nombre, sólo tengo que saber leer y sumar y ya tengo tu número. Pero si me dicen un número, sin saber yo a qué nombre se refiere ni cuántas letras tiene o en qué idioma está escrito, no tendría manera de proceder del número al nombre correspondiente. Por eso y otras razones, es casi seguro que los creyentes de Asia Menor ya sabían de antemano a qué persona se refería ese número. Su desafío no era el de descifrar el número para descubrir quién era, sino el de entender el significado del número y ser fieles a ese mensaje.

 

Del misterioso número de Apocalipsis 13:18, no sólo hay muchas interpretaciones, sino también muchas maneras distintas de interpretarlo. Una de esas maneras es de tomar un posible nombre y calcular su suma matemática.  Ese método ha producido una gran cantidad de candidatos, pero el más probable es "César Nerón", el primer perseguidor romano de la iglesia. Curiosamente, el cálculo resulta sólo si ese nombre, en su forma griega, es transliterado a las letras del alfabeto hebreo con sus correspondientes valores matemáticos. Otro argumento confirma esta posibilidad. Algunos manuscritos tienen una variante textual de "616", y resulta que ese número corresponde a la forma latina del mismo nombre, que no tiene la "n" final de "Nerón", bajando así la suma por 50 puntos.

 

Hay otro detalle que confirma este análisis. El texto dice que "el número de la bestia es número de (un) hombre" (13:18). Pues bien, la palabra griega para "bestia" (thêrion), convertida de la misma manera a letras del hebreo, también suma seiscientos sesenta y seis. Se sabe que existía un grafito contra Nerón, basados en el hecho que "Nerón" y "matricida" sumaban exactamente igual. Entonces, Apocalipsis 13:18 estaría diciendo, Nerón y bestia son una misma cosa.

 

Sin embargo, tenemos también otra posibilidad. Un escrito antiguo, llamado Oráculos Sibilinos, tiene un bello pasaje que analiza el nombre "Jesús" en griego y concluye que suma ochocientos ochenta y ocho, o sea, más que perfecto. Este es un texto cristiano, escrito poco después del Nuevo Testamento, y muestra claramente que los cristianos usaban esos mismos juegos matemáticos. Pero a la luz de este pasaje, el 666 de Apocalipsis 13:18 podría sugerir que la bestia pretende ser absoluto (777) pero que siempre queda en un triste 666. Cristo, en cambio, es perfecto y más que perfecto. En ese sentido, el Anticristo no es sólo un anti-Cristo sino un pseudo-Cristo, un remedo y una parodia (muy ridícula) del único y verdadero Salvador.

 

Por supuesto, es posible también que el número se refiere al Anticristo final, y su marca será una especie de tatuaje en la frente. Sin embargo, el versículo siguiente, 14:1 (los capítulos están mal divididos), contrasta la marca de la bestia con "el nombre del Cordero y de su padre escrito en la frente". El sello de Dios, de Cristo y del Espíritu es un tema muy frecuente en el Nuevo Testamento (Apoc 7:4-8; 2 Cor 1:22; Efes 1:13; 4:30), y sabemos que no es una marca visible ni física. Entonces, parece que la marca de la bestia tampoco será un tatuaje. Mucho menos estaba pensando Juan en computadoras y máquinas laser, cuando él no conocía ni la electricidad. Tampoco tiene que ver con nuestro calendario moderno (6 de junio), de lo que Juan no sabía nada. Inventar tales interpretaciones es especular y añadir a la Palabra de Dios (Apoc 22:18).

 

Hay otra cosa curiosa en este pasaje: el texto no dice que la bestia "marcará a todos", en tiempo futuro, como si fuera una predicción. Dice que a la bestia "se le permitió infundir aliento a la imagen" y que "hacía que a todos ... se les pusiese una marca" (13:15,16), en tiempo pasado, no futuro. Parece obvio que los tiempos pasados de las visiones de Juan se refieren al momento cuando Juan había visto esa visión. Es típico de las visiones del Apocalipsis que casi siempre vienen en tiempo pretérito, no futuro. Por supuesto, muchas de las visiones de Juan son claramente futuras (como la venida de Cristo, el Armagedón, el juicio final y la nueva creación), pero otras claramente pasadas o presentes (como el Hijo del hombre entre los candelabros, el trono en el cielo).

 

Las visiones de Apocalipsis, por supuesto, pueden ser futuras, pero no lo son necesariamente, mucho menos cuando vienen escritas en tiempo pasado o presente. En el caso de la marca de la bestia, donde los verbos no son futuros, decidir si la marca es una realidad literal futura o no, es una decisión humana de interpretación del texto, no pertenece al sentido del texto mismo.

 

 

 

Revisado febrero de 2017

 

 

 

 

 

Permalink |  Trackback

Cometarios (7)   Agregar Comentario
Re: ¡Sorpresa! ¡El 666 no es 666!    Por Angel Custodio López el 18/05/2018
Hermano Juan, Me gusta esa explicación que has presentado del 666.<br>

Re: ¡Sorpresa! ¡El 666 no es 666!    Por Hugo Gallardo el 18/05/2018
Gracias por el artículo, querido profesor Juan Stam. Lo compartiré en la Biblioteca Exegética Virtual para promeover la difusión de tan valiosa información. Abrazos.<br>

Re: ¡Sorpresa! ¡El 666 no es 666!    Por Carlos Alvarez el 18/05/2018
Gracias por esta magnifica pero sencilla explicación. Es difícil poder explicar esto cuando no se tienen argumentos tan sólidos como los que nos presentas Juan, nuevamente gracias y bendiciones.

Re: ¡Sorpresa! ¡El 666 no es 666!    Por Eleazar Jara. el 18/05/2018
Gracias. Su artículo revoluciona toda la teología enseñada en predicaciones, estudios. Vale la pena leer más la Palabra y estudiarla más a fondo. Un abrazo. Eleazar Jara (Temuco, Chile)

Re: ¡Sorpresa! ¡El 666 no es 666!    Por Erick Miranda Robleto el 18/05/2018
Gracias Don Juan por tan valioso aporte.<br>Mil abrazos llenos de aprecio y admiración.

Re: ¡Sorpresa! ¡El 666 no es 666!    Por Franco el 18/05/2018
Estoy convencido que nada tiene sentido cuando se buscan respuesta a fuera de uno mismo. La Biblia fue hecha para el Hombre, no para los pueblos. Es un mapa que nos guía (individualmente) hacia el Reino de los Cielos. De nada nos sirve puntar el dedo y buscar a fuera cuando lo que nos contamina es lo que sale de nosotros y no lo que entra. Como la marca de Dios es aceptar sus mandamientos, la marca de la bestia es negarlos, rechazarlos y/o aceptar una falsa doctrina. Un ejemplo podría ser la ideología gender donde se promueve una práctica explícitamente prohibida en la ley. Que significado tiene para mi el seiscientos sesenta seis? Para mi significa perder tiempo, el máximo desperdicio. Como dicen arriba algunos el incompleto el ir en ningún lado (no vende ni compra, o sea nada). Mejor invertir el tiempo en buscar a Dios que si Es. Bendiciones y felicitaciones, me encantó el articulo.

Re: ¡Sorpresa! ¡El 666 no es 666!    Por O. Nelly Arredondo el 18/05/2018
Mi comentario es, Si miles de anos atras la Biblia fue escrita con el nombre de Yahshua, nombre omitido por El Vaticano, en los tiempos Romanos cuando se tradujo la biblia del grieg<br>o al latin, como se calcula el verdadero nombre de el Mesias,, y no el de la confusion Jesus romano, porque Yahshua fue judio, no romano, y NO soy judia, soy seguidora de la Santa Palabra escrita, y esto es lo que mi Creador exrpesa en la misma. Gracias


Su Nombre:
Título:
Comentario:
Agergar Comentario   Cancelar 

*** Para evitar abusos, todo comentario será revisado antes de su publicación ***Nota: Los comentarios han sido temporalmente desactivados para mantenimiento del sistema

 Entradas Anteriores Minimizar
Para ver entradas anteriores de los Blogs, seleccione el mes deseado en la sección de Blogs Archivados. Estos se encuentran al inicio de esta página, en la columna de la derecha...

 _ Buscar en los Blogs _ Minimizar

 __ Blogs Archivados __ Minimizar
Archivo
<julio de 2018>
lunmarmiéjueviesábdom
2526272829301
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
303112345
Mensual
julio de 2018
junio de 2018
mayo de 2018
abril de 2018
marzo de 2018
febrero de 2018
enero de 2018
octubre de 2017
junio de 2017
abril de 2017
marzo de 2017
febrero de 2017
noviembre de 2016
octubre de 2016
septiembre de 2016
agosto de 2016
junio de 2016
mayo de 2016
marzo de 2016
enero de 2016
noviembre de 2015
octubre de 2015
septiembre de 2015
agosto de 2015
julio de 2015
mayo de 2015
abril de 2015
marzo de 2015
febrero de 2015
enero de 2015
diciembre de 2014
noviembre de 2014
octubre de 2014
julio de 2014
junio de 2014
mayo de 2014
marzo de 2014
febrero de 2014
enero de 2014
noviembre de 2013
octubre de 2013
septiembre de 2013
julio de 2013
junio de 2013
mayo de 2013
abril de 2013
enero de 2013
diciembre de 2012
noviembre de 2012
octubre de 2012
septiembre de 2012
agosto de 2012
julio de 2012
junio de 2012
mayo de 2012
abril de 2012
marzo de 2012
febrero de 2012
enero de 2012
diciembre de 2011
noviembre de 2011
octubre de 2011
septiembre de 2011
agosto de 2011
julio de 2011
junio de 2011
mayo de 2011
abril de 2011
marzo de 2011
febrero de 2011
enero de 2011
diciembre de 2010
noviembre de 2010
octubre de 2010
septiembre de 2010
agosto de 2010
julio de 2010
junio de 2010
mayo de 2010
abril de 2010
marzo de 2010
febrero de 2010
enero de 2010
diciembre de 2009
noviembre de 2009
octubre de 2009
septiembre de 2009
julio de 2009
junio de 2009
mayo de 2009
abril de 2009
marzo de 2009
febrero de 2009
enero de 2009
diciembre de 2008
noviembre de 2008
octubre de 2008
septiembre de 2008
agosto de 2008
julio de 2008
junio de 2008
mayo de 2008
abril de 2008
marzo de 2008
febrero de 2008
enero de 2008
diciembre de 2007
noviembre de 2007
septiembre de 2007
agosto de 2007
julio de 2007
mayo de 2007
marzo de 2007
febrero de 2007
enero de 2007

Introducción  |  Blogs  |  Fotos  |  Contacto

(C) 2007, 2014 Juan Stam, Costa Rica  - Código del Portal es (C) DotNetNuke Corporation